Publicaciones

Tratando el catarro, la gripe y el resfriado con gemoterapia

En estas fechas y con estos cambios de tiempo tan bruscos que estamos experimentando es común que caigamos malos de gripe. Con este artículo os presentamos una alternativa natural que funciona de manera más lenta que con medicamentos convencionales. Esta alternativa natural es ideal para aquellas personas que prefieran evitar los medicamentos convencionales, personas poco tolerantes a los medicamentos o con alguna intolerancia, para niños o mujeres embarazadas que apenas pueden tomar nada, etc.

Es muy común que empleemos los términos de gripe, catarro o refriado de manera indistinta (al menos los que no somos de la rama sanitaria), pero en realidad son cosas distintas y presentan cuadros diferentes.

 

La gripe que podemos llamar “de siempre”, la estacional, aquella por la que salen campañas de vacunación, no debe confundirse con un catarro. Tiene diferencias claras que deben conocerse. Por ejemplo, en cuanto al tiempo de incubación. La gripe tiene un inicio rápido, mientras que el resfriado aparece poco a poco. La incubación de la gripe es de 18 a 36 horas; el resfriado puede dilatarse de las 48 a las 72 horas. El catarro a veces da algo de fiebre, poca. La gripe puede superar los 38 grados. Con el catarro no suele doler la cabeza; con la gripe duele. Entre los síntomas de la gripe están los dolores musculares, cosa que no ocurre con el catarro. La gripe tampoco se caracteriza por toses y estornudos, síntomas propios del catarro. Y quizá el punto más claro: con el catarro no hay ese malestar general que caracteriza a la gripe.

Aclarados los conceptos, vamos a ver qué piedras podemos emplear en cada caso:

 

CATARRO

 

  • Esmeralda: ideal en catarros prolongados o cuando hay un exceso de mucosidad. Ayuda a combatir que la mucosidad se propague hacia los senos nasales y ayuda en la prevención de la sinusitis. La esmeralda deberá colocarse en el puente de la nariz, bajo el entrecejo, otra bajo la nariz y otra sobre los labios. Esto se deberá repetir un mínimo de 3 veces al día por un periodo no inferior a 20 minutos.

esmeralda

  • Heliotropo: más efectivo para catarros agudos, más concretamente cuando las infecciones bacterianas han causado mucosidad abundante. El heliotropo se deberá emplear sobre la glándula timo y ha de ser pulido o con una sección plana para disminuir las molestias y mejorar el contacto. Al igual que con la gema anterior, se recomienda usar un mínimo de 3 veces al día por un periodo no inferior a 20 minutos, aunque esta se puede dejar fijada con cinta adhesiva o similar.

 

GRIPE

 

  • Ágata musgosa: se recomienda emplear sólo cuando la gripe provoca temperaturas elevadas. Este mineral ayudará a mejorar el fluido linfático promoviendo la limpieza de las zonas afectadas por las toxinas acumuladas; como también ayuda a nivel emocional, se recomienda seguir usando una semana más después que los síntomas hayan desaparecido. Esta gema la utilizaremos sosteniéndola con la mano sobre la glándula timo, o bien se puede fijar con alguna cinta adhesiva sobre esta.

agata_musgosa

  • Esmeralda: debe usarse al menos por una semana después que la fiebre haya desaparecido y la persona no presente síntomas de gripe. Previene de las recaidas y complicaciones ayudando al sistema inmunológico. Su modo de empleo será igual que el de la ágata musgosa.
  • Heliotropo: su uso se recomienda sólo al comienzo de la gripe ya que fortalece la primera reacción del sistema inmunológico y, hasta cierto límite, previene que el virus se propague a mayor escala. Esta gema, al igual que las otras recomendadas para la gripe, ha de situarse sobre la glándula timo por un periodo mínimo de 20 minutos, 3 veces al día aunque lo ideal es fijarla con cinta adhesiva y llevarla fija para que aumente su efectividad.
  • Calcedonia azul: sus beneficios y modo de empleo son iguales a los de la ágata musgosa pero su forma de actuar es más lenta.

calcedonia_azul

  • Epidota y Zoisita: se pueden utilizar para combatir la debilidad y el agotamiento tras un periodo gripal. Al igual que el resto de gemas indicadas para la gripe, también se empleará sobre la glándula timo como se ha descrito con anterioridad.

 

RESFRIADO

 

  • Heliotropo: se puede usar en los inicios del resfriado ya que ayuda al sistema inmune del cuerpo.

heliotropo

  • Sardónice: sólo debe emplearse en durante la fase inicial del resfriado hay fiebre ya que el heliotropo dejará de ser efectivo.
  • Calcedonia roja: es otra alternativa al heliotropo pero esta se usará si no existe fiebre. Esta piedra puede provocar fiebre en algunos casos.
  • Calcedonia azul, ágata musgosa o jaspe oceánico pueden utilizarse conjuntamente con compresas frías ya que estimulan el fluido linfático y mantienen el equilibrio de la temperatura del cuerpo.
  • Epidota y Zoisita: al igual que en la gripe, se pueden utilizar para combatir la debilidad y el agotamiento tras el resfriado.

Todas las gemas indicadas para el resfriado tendrán el mismo modo de empleo: sobre la glándula timo bien sea por periodos de tiempo sujetándola con la mano o bien sea fijándola con cinta adhesiva sobre este punto.

zoisita

 

Como todo, hay que usarlas con sentido común y, pese a ser piedras que se han probado en bastantes personas con resultados positivos, puede que una piedra en particular no nos siente bien por lo que se deberá retirar la piedra y cesar su uso de inmediato.

 

Si tienen alguna consulta no duden en ponerse en contacto con nosotros y les ayudaremos en todo lo que nos sea posible.

 

Síguenos en Facebook o suscríbete a nuestra web donde podrás beneficiarte de ofertas exclusivas y recibirás artículos sólo para nuestros suscriptores.